Banner
Banner
Portada Artículos y Reportajes Artículos Referencias y ceremonias fúnebres

Referencias y ceremonias fúnebres

E-mail Imprimir

VictorMendozaPor VICTOR MENDOZA

Las ceremonias fúnebres y los actos protocolarios que de ellas se derivan tienen una historia copiosa y variada, de acuerdo con las ideas religiosas de los distintos pueblos desde  la más remota antigüedad. De ahí la gran importancia en todas las culturas en cuanto al ritual de la muerte y a las exequias

El funeral, también llamada exequias, debe su nombre a que  en las antiguas costumbres sobre todo en Grecia y Roma, se enterraba a los muertos por la noche a la luz de las antorchas.  Las ceremonias continúan y cada religión tiene sus propios ritos especiales.

El Reglamento de Ceremonial y Protocolo Militar, del Ministerio de la Defensa de la República de Venezuela trae en detalle las honras fúnebres debidas, en lo que respecta a los componentes de la Fuerza Armada Nacional, a las autoridades nacionales, comenzando por el Presidente de la República, los Poderes Públicos Nacionales, parlamentarios, magistrados, ministros, gobernadores, alcaldes, iglesia y oficiales, etc.

Se hace marcada diferencia cuando se trata de los oficiales de la Armada.   El Manual de Ceremonial y Protocolo Naval, promulgado por  la Comandancia General de la Armada el 1 de Julio del año de 1997, establece las normas y procedimientos, en todo lo concerniente a Ceremonial y Protocolo Naval. Tanto en relaciones nacionales como internacionales.

En tal sentido y dada la importancia de los distintos honores establecidos en ambos reglamentos, una definición la encontramos en el Capítulo VI, Sección Primera en cuanto a los honores militares se refiere.  En su artículo 67, se define de la siguiente manera: “Los honores militares son las ceremonias que por cortesía y respeto, rinden las agrupaciones militares  los símbolos patrios o a aquellas personalidades de alta investidura o significación establecidas en leyes o reglamentos, tales como el Santísimo, El Libertador, Autoridades civiles, Diplomáticas, Eclesiásticas, militares o Dignatarios Extranjeros”.

Cabe recordar, que los honores militares se rinden con agrupaciones militares, toque de cornetas, silbatos (caso de la Armada), salvas y/o con Bandas Marciales o e Guerra.   En ese mismo orden de ideas, los honores militares se clasifican en honores a:

  • Honores a la Bandera Nacional
  • Honores al Libro de Actas de la Independencia Nacional
  • Honores al Cargo
  • Honores  a la Jerarquía
  • Honores Especiales
  • Honores Fúnebres

En cuanto al tema de los honores militares, me voy a referir de una manera directa con los HONORES FÚNEBRES.  Los Honores Fúnebres, son los honores tributados por la Fuerza Armada Nacional cuando fallece alguna personalidad civil o militar  dignidad eclesiástica o miembros de la Fuerzas Armadas.  Si tomamos en cuenta las honras debidas, cuyo conocimiento es útil para quienes se interesan por esta parte crucial del ceremonial y protocolo, es el del Reglamento de Ceremonial y Protocolo Militar.  El actual orden protocolar indica a quienes se le rendirán los honores fúnebres ante los restos mortales de las siguientes personalidades.  La Sección Décima del citado reglamento dice textualmente:

  • Presidente de la República;
  • Presidente de la Asamblea Nacional;
  • Presidente del Tribunal Supremo de Justicia;
  • Presidente del Poder Ciudadano;
  • Presidente del Consejo Nacional Electoral;
  • Arzobispo de Caracas, Su Eminencia el Cardenal;
  • Ex-Presidentes de la República;
  • Diputados a la Asamblea Nacional:
  • Magistrados del Tribunal Supremo de Justicia;
  • Fiscal General de la República:
  • Contralor General de la República:
  • Defensor del Pueblo:
  • Vice-Presidente de la República;
  • Ministros miembros del Gabinete Ejecutivo;
  • Gobernadores de Estados;
  • Oficiales y Sub-Oficiales Profesionales de Carrera de las Fuerzas Armadas Nacionales;
  • Alumnos de los Institutos Militares, Tropa Profesional y Alistados en situación de actividad; y Otras actividades y personalidades, según Decreto del Poder Ejecutivo.

En el Reglamento de Ceremonial y Protocolo Militar se establecen, en detalle, las honras fúnebres que se presta a las distintas personalidades arriba señaladas.  Otro tanto ocurre con  el Manual de Ceremonial y Protocolo Naval de Venezuela, en la Sección 4 “Honores Fúnebres en la Armada”.  Permite entonces señalar que el Ceremonial y Protocolo Naval tiene algo curioso en cuanto a los honores fúnebres se refiere.  Cuando fallezca por ejemplo, el Comandante General de la Armada, le corresponden  de acuerdo al establecido en la Sección 4 del Manual respectivo, 17 Salvas.  No obstante, en el Reglamento de Ceremonial y Protocolo Militar, establece en la Sección Decimaquinta, Artículo 123, 15 disparos de cañón consecutivos.

Se hace la referencia respectiva, debido a que existen los honores  militares fúnebres con sus respectivas clasificaciones.  Si tomamos en cuenta el término de Salva, que se incorpora como un elemento al Ceremonial de las exequias de una alta personalidad o la visita oficial de un Jefe de estado Extranjero al país.

El significado de Salva de artillería asume el saludo nacional.  Sin embargo las Salvas de Honor, dentro del contexto de su evolución, ha sido basada al principio de la reciprocidad internacional y reflejada de manera  muy especial en los reglamentos navales de cada país (la Naval es pionera de asuntos protocolarios en el nivel internacional).  En el elevado nivel de Jefes de Estado, la Salva ha sido fijada en 21 cañonazos.  Las negociaciones del principio diplomático de la reciprocidad, hizo que a fines del XIX y durante las primeras décadas del actual la costumbre internacional y acuerdos en el tema, urgida por el mayor prestado al tiempo, fuera generalizando el saludo nacional a los Jefes de Estado con la salva antes mencionada.

En Venezuela por  ejemplo, el fallecimiento del Presidente de la República y Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas, en el ejercicio de funciones, se anuncia en la Capital de la República con veintiún disparos consecutivos de cañón, al momento de su inhumación, acto en el cual se harán veintiún disparos.

La Dirección General del Ceremonial y Acervo Histórico de la Nación, Ministerio del Interior y Justicia, secundado por el Comando de la Guarnición de Caracas harán los arreglos necesarios para el ceremonial de estilo acostumbrado.  El Salón Elíptico del Palacio Federal Legislativo, es escenario de las exequias del Jefe del Estado.

Para velar y acompañar los restos mortales del Primer Mandatario Nacional, el servicio de protocolo y para todos los casos, el féretro será cubierto por la Bandera Nacional y permanecerá en Capilla Ardiente, por el tiempo que fije el Ejecutivo Nacional.  Realmente es un Ceremonial de Estado, donde las agrupaciones militares constituidas por representaciones de los Institutos de Formación de Oficiales y Personal de Tropa de las cuatro Fuerzas, congregan un “Callejón de Honor” en las inmediaciones del Salón Elíptico.  La presencia de las Altas Autoridades Nacionales, Civiles, Eclesiásticas y Militares y la del Cuerpo Diplomático le dan una solemnidad al acto.  A estas exequias, asisten las Altas Autoridades Nacionales, Jefes de Estado extranjeros, Cuerpo Diplomático, Delegaciones Especiales etc.  Por esta circunstancia, el ordenamiento  y disposición de las precedencias requieren de un plan  muy particular.

El fallecimiento de un Ex-Presidente de la República se anunciará al país con diecinueve disparos de cañón.  En el acto de la inhumación se harán diecinueve disparos.   Mientras tanto que al resto de los Poderes Públicos Nacionales y demás Altas Personalidades se estable rendirle los Honores Fúnebres con una Agrupación formada por Tropas de la Guarnición, un Oficial Superior y una Salva de  quince disparos de artillería durante la inhumación o el traslado del cadáver al aeropuerto de salida. Otros Honores están enmarcados en el toque de corneta después de la Oración Fúnebre.  ,

Así pues, los conceptos y contenidos básicos en relación con la planificación, coordinación, supervisión y ejecución de los actos protocolares, se reviste de un seguimiento en cuanto a los detalles se refiere.  El éxito consiste en la supervisión y en la prudencia.   El interés por brindar un conocimiento básico y fácil de entender, en estas lides del Ceremonial y Protocolo, se refleja precisamente en los términos o glosario que deben conocer todas aquellas personas que ocupan cargos con jerarquías en nuestro país.  Lenguaje que muy pocas personas conocen.  Finalmente, la presente reseña da conocer aspectos generales de cómo ejecutar las Capillas Ardientes de tan distinguidos hombres cuando se encuentran en el ejercicio de sus funciones; por eso son éstas Referencias y los pasos del Ceremonial Fúnebre.  Que así sea.

 
Banner
Lunes
01 de septiembre
Tamaño texto
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

Suscríbete al Boletín Noticias Protocolo


Cada jueves GRATIS en tu correo
Banner