Banner
Banner
Portada Portada Portada El discurso del Rey en símbolos

El discurso del Rey en símbolos

E-mail Imprimir

Alfredo Rodriguez

Por ALFREDO RODRÍGUEZ

La imagen, una captura del vídeo del mensaje del Rey con motivo de la Navidad, refleja el simbolismo del propio texto, más por lo que no hay que por lo que  vemos.

En la fotografía observamos tres símbolos ya tradicionales: la bandera nacional, junto con dos iconos del momento navideño: el Belén y el abeto. Hasta ahí, todo según la tradición, en la que prácticamente nunca ha faltado ninguno.

Después, para complementar la escena, el retrato también habitual; pero en este caso no es una estampa familiar. No está la Reina, los príncipes y las infantas. No están los nietos. En esta estampa aparecen los dos protagonistas de la vida política de los últimos días: en presidente del Gobierno y el recién cesado y ya expresidente, a ambos lados del Rey.

¿Simboliza esta foto un tiempo de cambio y esperanza? Todo hace pensar que sí. También es señal inequívoca de la desgracia familiar que el Rey y su familia viven, y de la desgracia dinástica que vive el heredero de la corona ya que si hay una fuente de republicanos en España es la que mana de los errores de los miembros de la Familia Real, y todo hace pensar que el yerno del Rey, el único que le queda, no ha hecho, al parecer, un trabajo digno de elogio al frente de sus negocios. La Justicia no ha hablado; es más, ni siquiera el mal llamado Duque de Palma –no lo es ni en grado de consorte– está imputado, pero él ya ha sufrido la pena de telediario y los comentarios negativos del jefe de la Casa de SM el Rey.

Así las cosas, el retrato familiar en este tradicional discurso era difícil de encajar. La opción de un retrato político ha cuadrado plenamente en este año de cambio de Gobierno. Un acierto.

Pero no es la primera vez que el retrato que aparece en algún lugar de la escena está dedicado a algún hecho importante de la vida de nuestra nación.

En 2010, meses después de que España se proclamara campeona del mundo de fútbol, el rey eligió una instantánea en la que él mismo aparecía retratado junto al seleccionador nacional, Vicente del Bosque, y al capitán del equipo, Iker Casillas.

También, en 2008, la fotografía mostraba al seleccionador de aquel momento, Luis Aragonés, con la Eurocopa conseguida ese verano junto a los reyes y el secretario de Estado para el Deporte de aquella época, Jaime Lissavetzky.

En 2009, la protagonista fue una fotografía del príncipe del año 1985 en la que aparecía con el uniforme de cadete de la “General” en la época en la que pasó por la Academia de General Militar de Zaragoza.

No han sido estas las únicas, En 2001, el Rey apareció con una imagen del Príncipe y en 2005, aparecía también el heredero junto a la recién nacida infanta Leonor. En 2004, los reyes posaban junto a los príncipes de Asturias en el día de su boda.

En 2007, Don Juan Carlos aparecía plantando un árbol en la cumbre iberoamericana de Chile, la del "Por qué no te callas" y el año anterior la fotografía mostraba al Rey saludando a un grupo de personas durante su visita oficial a las Islas Canarias el mes anterior.

En 2003, la imagen elegida mostraba a los reyes ejerciendo de abuelos con cinco de sus nietos mientras que en 2002 aparecían ellos dos solos.

Es decir, que la foto elegida nos trae un simbolismo familiar concreto, o un momento importante de la vida de España, como en el caso de las fotos de la selección nacional o del relevo de mando en el país este mismo año.

www.argconsultor.com
@protocolodigit

 
Banner
Sábado
25 de octubre
Tamaño texto
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

Suscríbete al Boletín Noticias Protocolo


Cada jueves GRATIS en tu correo
Banner